Diferencias entre contabilidad y tesorería

Diferencias entre contabilidad y tesorería

En el complejo entramado de las finanzas, a menudo se mueven conceptos básicos de la “jerga empresarial”, que pueden generar confusión a la gente que está comenzando su negocio o incluso que en el propio contexto se usen indistintamente por error. Este es el caso de dos conceptos básicos e importantísimos como son la contabilidad y la tesorería. Comprender las diferencias entre contabilidad y tesorería es fundamental para la gestión eficiente de una empresa. Y en este artículo, te enseñamos a diferenciarlas para que las empieces a distinguir con claridad en el contexto financiero.

¿Qué es la Tesorería?

La tesorería representa la gestión y control de los recursos financieros líquidos de una empresa. O lo que es lo mismo, registra todo el dinero que entra y todo el dinero que sale. La labor de tesorería es muy útil, por ejemplo, a la hora de comprobar la disponibilidad de efectivo para cumplir con las obligaciones inmediatas, y para planificar las finanzas de una empresa a corto plazo. En resumen, asegurar que haya dinero y liquidez suficiente en todo momento para cubrir los gastos que plantea la actividad empresarial del proyecto.

¿Y la Contabilidad? ¿En qué Consiste?

La labor contable de una empresa se encarga del registro, clasificación y análisis de todas las transacciones financieras de la empresa. Desde la emisión de facturas hasta la creación de presupuestos, pasando por labores obligatorias y necesarias como el pago de impuestos, entre muchos otros. La contabilidad supone una pieza tan importante porque es mucho más que registrar el dinero que entra y que sale, de lo que ya se encarga la tesorería. La contabilidad significa dejar todos los movimientos de una empresa detallados para ofrecer una visión retrospectiva de la actividad de una empresa y poder planificar y mejorar la situación económica de ésta.

¿Qué tienen en común los conceptos de contabilidad y tesorería?

Hay que reconocer que no hemos sido del todo justos al principio del artículo. Es cierto que a menudo contabilidad y tesorería se confunden o se emplean indistintamente, pero es normal que eso ocurra porque en parte son dos conceptos muy similares, con muchos puntos de encuentro. Aquí te mostramos algunos parecidos a tener en cuenta:

Ambas buscan obtener un registro detallado de los movimientos económicos. Tanto la contabilidad como la tesorería requieren un registro detallado de las transacciones financieras para poder tomar decisiones, ya sea a corto o largo plazo.

Ambas son necesarias para crear una buena estrategia empresarial. La contabilidad, al proporcionar una visión integral de los recursos y obligaciones de la empresa, establece las bases para una planificación estratégica efectiva. Mientras tanto, la tesorería, al gestionar el flujo de efectivo y garantizar la disponibilidad de recursos, contribuye directamente a esa estrategia.

Ambas se apoyan en la tecnología y la automatización. En la era digital, los software especializados no sólo simplifican las tareas administrativas, sino que también mejoran la precisión y la rapidez en la toma de decisiones financieras.

¿En qué se diferencian la contabilidad y la tesorería?

  • Objetivo temporal. Ya hemos dicho que la tesorería es útil a corto plazo y la contabilidad a largo plazo. Eso es porque la primera lo que busca es garantizar la disponibilidad de liquidez, dinero activo disponible, y la contabilidad busca lo mismo, pero de cara al futuro, creando planes económicos que funcionen y mantengan a la empresa con liquidez en todo momento.
  • Enfoque teórico y práctico. Mientras que la contabilidad es más teórica, y puede plantear más debate respecto a la toma de decisiones, la tesorería es mucho más práctica e inmediata. El dinero que hay, las facturas que se pueden pagar y las que se deben cobrar. Simple.
  • Acceso público y privado. Mientras la contabilidad de una empresa, siempre que esta sea lo suficientemente transparente, suele ser de acceso público, sobre todo con la intención de que posibles inversores o accionistas muestren interés por contribuir económicamente al proyecto, la tesorería es un documento que suele quedarse en el ámbito privado, y al que solo tienen acceso aquellos encargados de esos cobros e ingresos que aseguran que siempre haya dinero en caja.

Gestionar la tesorería y la contabilidad de tu empresa de forma eficaz con Taxa

Con sus similitudes y diferencias, lo que hemos comprobado es que ambas prácticas son indispensables y una buena gestión implica la sincronización de ambas disciplinas.

En Taxa Asesores, te ayudamos día tras día a mantener registros precisos, realizar proyecciones de flujo de efectivo y crear presupuestos con eficacia. Además, te ofrecemos asesoramiento especializado para que nos consultes cualquier problema que surja en tu empresa.

Si te siguen quedando dudas sobre las diferencias entre contabilidad y tesorería, ¡no dudes en contactarnos!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.